Un cambio de imagen corporativa.

Logotipo Trabajos en acero inoxidable

En Arper Inox hemos intentado siempre innovar, lo cual no es fácil perteneciendo a un sector con unos métodos de trabajar tan tradicionales. Primero innovamos con la forma de trabajar, añadiendo maquinaria de control numérico a nuestro proceso productivo, y ahora toca un cambio de imagen. Ya llevábamos un tiempo dándole vueltas al tema y por fin nos hemos decidido. Te explicamos aquí cómo ha sido el proceso, y cuál es el resultado.

Cómo surgió la idea.

El logotipo de la empresa lleva con nosotros desde su fundación en 2003, y nunca estuvimos a disgusto con él. Pero sí es verdad que con el paso de los años se nos quedaba un poco anticuado, y como siempre decimos, nos gusta innovar.

Fue hace unos años cuando un amigo de los de toda la vida, que se dedica al diseño gráfico, nos dijo que el logo de Arper Inox se estaba quedando algo obsoleto, por decirlo de alguna manera. En ese mismo momento se ofreció a darnos una alternativa. Puede parecer muy tentador, tener a un especialista, que es amigo y que te ofrece un nuevo diseño. Pero en ese momento no nos decidimos, como digo, tampoco estábamos a disgusto con nuestro logotipo de siempre. Pero el gusanillo se quedó en mi cabeza, y con el tiempo fue haciéndose más grande.

El detonante.

El detonante, o lo que nos llevó a decidirnos fue algo que ocurrió este año 2020. Con toda la situación vivida por el Covid 19, ha habido momentos de más tiempo libre, más tiempo para pensar, y eso te lleva a hacer cosas que de otra manera no harías. Pero este no es el detonante, no fue el suceso definitivo. Fue la decisión de cursar estudios relacionados con el Marketing lo que me llevó a decidirme por el cambio. Más en concreto, uno de los bloques que estudié fue el de diseño gráfico, y me gustó. Así que decidí atreverme con el nuevo logo. Decidí por mi cuenta y pedía opinión a este amigo experto de quien recibí consejo, pero no ayuda ni participación (aclaro esto porque él seguro hubiera hecho algo mucho mejor pero quise hacerlo por mi cuenta). Finalmente acabé haciéndolo, empecé el cambio del logotipo de la empresa.

He contado cómo tomamos la decisión, pero ahora queremos enseñar el resultado.

El viejo logo.

Arper Inox

 

Logo antiguo de Arper Inox

Como digo, nunca estuvimos a disgusto con el logo, y para la época en la que se hizo, la verdad que estuvimos siempre muy contentos. Pero los tiempos cambian. Este logo a la hora de serigrafiar en ropa de trabajo queda muy grande, o si lo ajustas puede que ni se vea el nombre. Para imprimir en los documentos pasa algo parecido, acaban ocupando mucho, o si los reduces, a penas se ve la letra. Además ese formato rectangular en vertical no facilita nada la tarea.

El comienzo del nuevo logo.

 

Nuevo logo de Arper Inox en blanco y negro

Después de darle muchas vueltas y probar varios tipos y formas acabé llegando a la que veis arriba. La estructura principal que forma esa “A” mayúscula quería que tuviera un aspecto de tubo cuadrado (material con el que trabajamos mucho en acero y hierro). A la vez quería que se viera representada la “i”, lo cual se ve (o así se pretende) con esos dos triángulos en los que uno quiere representar el cuerpo de la “I” y el otro el punto, pero siempre jugando con las formas rectas de la “A”. La tipografía es una sans, sin mucho retoque y diferenciando entre las dos palabras que componen el nombre de la empresa. El único retoque que ha sufrido la tipografía ha sido de alineación y la A, que se retocó para quedar alineada con el logo que tiene justo encima. Por último esa recta que aparece en en el lado izquierdo con forma ovalada, quiere representar una chapa (otro material con el que trabajamos mucho, a diario). Además quería que sirviera para alinear el logo con la tipografía, pretendiendo mostrar ese valor de Arper Inox, que nos hace llevar todo a la medida justa.

Dando color al nuevo logotipo.

 

Primeros toques de color

Si una cosa tenía clara es que quería los colores gris y azul. La primera razón, porque el azul ya era parte de nuestra imagen (tampoco hay que cambiar tan drásticamente). La segunda razón, el azul y el gris son los colores que más se le atribuyen al acero inoxidable, o que mejor lo representan.

Después de varias pruebas, decidí hacer un degradado que va del gris acero al azul acero. Finalmente, para la tipografía utilicé ambos colores. Uno para “Arper” y otro para “Inox”.

El logo definitivo.

 

Logo definitivo de Arper Inox

Una vez más, para dar el toque de color, utilicé un color muy parecido al que ya existía en nuestra imagen anterior. Es un naranja fuego. Parecía el color correcto, ya que una de las maneras más habituales de tratar y trabajar el acero es soldando, una técnica que como sabéis consiste en fundir el metal para unirlo, y este color representa bien esta técnica.

Al final, la forma que queda es cuadrada, mucho más manejable que la anterior y más fácil de adaptar a todos los formatos en los que se va a usar. Además es un logotipo más representativo de lo que es la empresa.

Espero que os guste el nuevo logotipo de la empresa, y que os haya ayudado en cierto modo a llevar a cabo algún cambio del estilo en vuestra marca, o por lo menos a pensarlo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Artículos relacionados

Cerramientos metálicos en Zaragoza
Cerramientos e interiorismo
arperinox

Cerramientos metálicos: La mejor manera de crear espacio en tu hogar.

En los últimos años, nos hemos acostumbrado a ver pisos, casas, hogares en definitiva, que intentan aprovechar el espacio al máximo. Esto no es malo, ni mucho menos. Pero a veces nos encontramos con que varias estancias de la casa comparten espacio. Por ejemplo el salón y la cocina, la más común. En los últimos

Leer más »